sábado, 23 de agosto de 2008

MUERTE A LOS PIÉS



¿No crees que mirando el cadáver que tienes como alfombra, tu ser tiene que ser insensible? ¿Cómo puedes aguantar el olor a muerte o la sola mirada a lo que fue un ser vivo bello y hermoso? ¿No crees que con este acto tu dignidad ha caído por los suelos y el gusto de tus ojos se empobrece con la sombra de la guadaña? Brazos en cruz, piel disecada y cráneo que habla por sí sólo, que pide …¡vasta ya de tanta ignorancia!. Actos como éste tienen que ser juzgados por la sociedad cómo verdadera injusticias contra la biodiversidad y un atentado a la vida y a la belleza de nuestra Tierra.

Si deseas que la piel de este oso negro manche tu corazón de cobardía, puedes dejarla donde está ya que si no respetas la vida de los de sin voz, menos respetarás la de tus semejantes.