sábado, 2 de febrero de 2008

HOLA HUMANO. ¿PORQUÉ MOTIVO?




Mira amigo mío. En mi casa, donde te subes a la copa de un árbol y sólo ves un manto verde inmenso hasta donde la vista se confunde con el horizonte, solo existe un mundo donde los seres vivos podemos vivir en paz, casi sin molestarnos. No nos importa compartir el escaso agua de una charca, cuando nuestra sed se ha saciado. Mírate a ti mismo y encontrarás al verdadero monstruo del planeta. Mira las muertes inocentes y sin sentido que ocasionas a tu misma especie por el control de un líquido negro o el mero placer de matar. Tu no serias capaz de compartir la charca. Una vez terminada tu sed, serias capaz de acotar la entrada al charco y matar a todo ser viviente que entrara en el mismo con el objetivo de conservar el agua para cuando tengas más tarde sed. Dices que eres sociable. Este comportamiento que muchas veces te enorgulleces tener, sólo es comparable con el más vil e inmundo de los seres que jamás haya poblado en el planeta. Enhorabuena, ya tienes un motivo para encerrarme y considerarte superior a los demás seres vivos.